Acoge a un niño en el verano del 2019.

Ponte en contacto con nosotros. CLICK EN LA FOTO Más »

Acoge a un niño en el verano del 2019.

Ponte en contacto con nosotros. CLICK EN LA FOTO Más »

Acoge a un niño en el verano del 2019.

Ponte en contacto con nosotros. CLICK EN LA FOTO Más »

Acoge a un niño en el verano del 2019.

Ponte en contacto con nosotros. CLICK EN LA FOTO Más »

Acoge a un niño en el verano del 2019.

Ponte en contacto con nosotros. CLICK EN LA FOTO Más »

Acoge a un niño en el verano del 2019.

Ponte en contacto con nosotros. CLICK EN LA FOTO Más »

Acoge a un niño en el verano del 2019.

Ponte en contacto con nosotros. CLICK EN LA FOTO Más »

Acoge a un niño en el verano del 2019.

Ponte en contacto con nosotros. CLICK EN LA FOTO Más »

Acoge a un niño en el verano del 2018.

Ponte en contacto con nosotros. CLICK EN LA FOTO Más »

Ya son 24 los arrestados por la trama de los falsos papeles de saharauis

Diario de Jaen

Suma y sigue. Ya son 24 los detenidos por la Policía Nacional en el marco de la operación “Coupé” contra una organización que, presuntamente, se dedicaba a vender papeles a inmigrantes irregulares. En concreto, la red facilitaba a ciudadanos marroquíes y argelinos la documentación necesaria para hacerlos pasar por saharauis de origen. De esta manera, podían conseguir mucho más fácilmente el permiso de residencia al que tienen derecho quienes nacieron en la antigua colonia española —o son hijos de alguien que nació allí—.

La gran mayoría de los arrestados en la operación “Coupé” son los ciudadanos que, presuntamente, compraron esos papeles. Al parecer, algunos de ellos vivían en dos domicilios ubicados, respectivamente, en la calle Antonio Machado, de Peñamefécit, y en la carretera de Otíñar.

Sin embargo, las fuentes consultadas explican que también han sido arrestados los supuestos “cerebros” de la trama. Se trata de una abogada de la capital, especializada en temas de extranjería, y de varios ciudadanos marroquíes, que al parecer eran los encargados de captar a compatriotas y de facilitarles el domicilio en el que empadronarse. La letrada, que fue arrestada el martes, quedó en libertad con cargos ayer por la tarde, después de pasar una noche en los calabozos de la Comisaría de Úbeda.

AISLADA. Fue trasladada allí por los investigadores de la Unidad contra las redes de inmigración y falsedades documentales (Ucrif) para evitar que se comunicase con otros miembros del grupo, que quedaron confinados en otros centros de detención de la provincia. Fuentes de su defensa confirman que se acogió a su derecho a no declarar ante la Policía, a la espera de ser llamada por la juez que dirige las investigaciones, su señoría Carmen Ballesteros, de Instrucción número 4 de Jaén. En principio, el entorno de la letrada sostiene su inocencia y rechaza todas las imputaciones.

A lo largo de la jornada de ayer, la Policía también puso en libertad a la mayoría de los detenidos el martes. Eso sí, contra ellos se dictó una orden de expulsión de territorio nacional por estar en situación ilegal. Las supuestas irregularidades fueron detectadas por la Oficina de Extranjería de Jaén, que se percató de que varias solicitudes de residencia presentadas por saharauis se apoyaban en documentación “sospechosa”. La Policía de Jaén abrió una investigación, supervisada por el Juzgado de Instrucción número 4, que ha desembocado en la operación “Coupé”. Se piensa que la red tendría su centro de actuación en la capital jiennense, si bien también contaría con “tentáculos” en otros municipios de la provincia y de Granada. Presuntamente, la red cobraría importantes cantidades de dinero a los ciudadanos marroquíes y argelinos a cambio de facilitarle los papeles saharauis y, de esta manera, acceder a la posibilidad de quedarse en España. La Comisaría no da detalles sobre el dispositivo.

 

Más de 3.000 solicitudes en menos de una década
 Hace ya cuatro décadas que el Sáhara Occidental dejó de ser colonia española. De hecho, muchos de sus habitantes eran nacionales de pleno derecho. Los descendientes de aquellos “españoles-africanos” han buscado en los antiguos baúles para rescatar los carnés de identidad de sus padres. Son el “pasaporte” para quedarse en España. En Jaén, han sido casi 3.000 saharauis los que han solicitado el permiso de residencia en los últimos años. En 2006, se abrió la puerta para ellos con una interpretación flexible de las leyes de extranjería, que permitió el reagrupamiento familiar a los descendientes de quienes fueron “españoles” en las provincias africanas. En 2008, se cerró el grifo y apenas se concedieron licencias para quedarse en España. Por ello, los hijos de aquellos nacionales de las provincias africanas llenaron de demandas los juzgados de lo Contencioso para recurrir esa negativa del Gobierno.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies